Internet lento en Bolivia, cuestión de mala competitividad

A principios del 2015 Bolivia sigue figurando entre los primeros países del mundo con la peor y mas cara conexión a internet de todo el planeta, definitivamente no es algo para sentirnos orgullosos, hace que estemos constantemente rezagados, ya que todo tarda mas, todo es mas complicado y caro.

¿Que pasa? ¿por que tantos países con similares características que el nuestro, mediterraneidad, baja masa crítica de consumidores, etc, tienen mejores planes y precios? ¿por que a pesar de tantas protestas y activismo, las cosas no cambian significativamente? Y hasta lanzamos nuestro propio satélite de comunicaciones, sin embargo, seguimos envidiando los planes de banda ancha de países vecinos, de países de Europa, Asia, Oceania, … y … cualquier rincón del mundo, tiene mejor conexión que nosotros.

Ya escuchamos la voz oficial del organismo regulador, escuchamos a autoridades oficialistas, opositores, gerentes de empresas operadoras; las justificaciones pasan por: golpearnos el pecho por la mediterraneidad, que los grandes operadores – chicos malos – les cobran una fortuna por conectarse al backbone de fibra óptica, que nuestro mercado es muy pequeño para que les resulte rentable, .. que se esta trabajando de a poco, que se están realizando inversiones,.. bla, bla, bla…

My tesis: El boliviano en general es un individuo, que escapa a la competitividad, no nos educan, el medio nos presiona constantemente a ser poco competitivos.

¿Y que tiene que ver eso con los precios de la banda ancha?

Competitividad: Capacidad que tiene una persona o cosa competitiva que le permite oponerse a otros en la consecución de un mismo fin

Tiene mucho que ver, los empresarios a cargo de las telefónicas, operadores y transportadores de datos, son organismos que llevan una actividad con fines de lucro, dicho en otras palabras: quieren obtener la mayor rentabilidad con el menor costo –o esfuerzo– posible. Ahora recordemos que estos señores, estas empresas, no “generan” internet, ni “cosechan” internet, son, por nombrarlo técnicamente: simples intermediarios que ofrecen el servicio de “ultima milla“, denominado así por que hacen que desde nuestro dormitorio podamos llegar a travez de ellos al “backbone”, a las arterias principales de la superautopista de la información.

Estamos claros, que ellos no “producen” internet, ellos conectan sus cables mas delgados a un cable grueso, así de simple, (o en el caso de comunicación satelital, conectan via microondas un punto a otro), si no me odian todavía por ser tan redundante, sigamos con el siguiente precepto: Ellos compran al por mayor y luego venden al por menor para generar sus utilidades.

Al igual que el club de Pairs, que regulan los precios del petróleo a su conveniencia, la tesis que planteo aquí, es que los proveedores de internet en Bolivia, se han puesto de acuerdo para en cierta forma regular los precios de Internet, apoyados en una tradición en Bolivia, que es la poca competitividad que tienen las empresas. En nuestro país las empresas sienten que no necesitan ser competitivas, y a las pruebas me remito:

  • Pil Andina s.a. Nos vende leche aguada, y se apoya en su casi-monopolio para darnos un producto de baja calidad, le tiene sin cuidado la competencia.
  • Boliviana de aviacion, hace contratos millonarios de Catering, pero a los pasajeros nos mata de habre con un par de galletas baratas en los vuelos, todos reclaman, … no les intersa escuchar al consumidor.
  • Las empresas que administran el transporte por buses interdepantamentales, tienen ya una tradicional lista de quejas por la mala atencion de su personal, choferes irresponsables, violacion de las normas de transito, etc. Decadas y no vemos mejoras

Esto por citar 3 ejemplos, ya sea empresas grandes, medianas o pequeñas, no existe cultura de competitividad, para mi, no hay diferencia entre las “caseritas” que venden tomates, y están sentadas una al lado de la otra, vendiendo lo mismo, al mismo precio, del mismo mayorista, ya que están convencidas que, nosotros los clientes, no necesitamos mas, igual vamos a comprar, igual vamos a pagar.

Artículos relacionados:

2 Comments

  1. Mariano Cabrera

    Estimado Carlos:

    Muy interesante tu observación partiendo no solo desde la importancia tecnológica, sino también desde el punto de vista cultural.

    Coincido contigo de que realmente nos falta competitividad y sumado esto, creo estaría la flojera. La flojera de crear el sistema perfecto, la flojera de crear los mecanismos de control, la flojera de hacer consenso y elevarnos tecnológicamente.

    Creo que justamente en temas tecnología, internet, comercio electrónico, todos los cuales van de la mano; no estamos realmente contando con las personas, entidades, organizaciones y apoyo totalmente competente para llevar adelante esta titánica tarea de sacarnos de la marginación tecnológica.

    Muy buen texto y muy buena perspectiva, para tomar en cuenta que la mejor tecnología, ideas o capacidad, sin estar en las manos correctas… es igual a no tener nada.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *